Intranet

Use sus credenciales para acceder a la intranet de Home Group

Síguenos
 

Cromoterapia

Cromoterapia, Home Group Green Realtors

Cromoterapia

Emociones, estados de ánimo, percepciones, salud. Cada vez son más las personas que, para decorar su casa, se inspiran en la cromoterapia. Una corriente alternativa que consiste en utilizar los colores como terapia diaria. Está demostrado que influyen de una manera u otra en nuestro día a día. Por ello, es muy importante elegir los tonos adecuados para decorar las habitaciones de nuestra casa.

Ningún color es positivo ni negativo por sí mismo. Por ello, lo que esta corriente recomienda es utilizar una correcta combinación de tonos -no utilizar más de tres distintos y, como mínimo, uno neutro-. Además de tener en cuenta los efectos que tienen este tipo de decisiones. A priori, insignificantes más allá del gusto o la moda. Por ello, en Home group te contamos cómo influyen los colores de tu casa en tu vida diaria.

Rojo: energía y pasión

Este color es uno de los más estimulantes. Es pura energía y está lleno de pasión. El rojo ayuda a superar pensamientos negativos ya que proporciona un impulso hacia delante. Es recomendable para aquellas personas que están decaídas o que tienen anemia. Sin embargo, es importante utilizarlo con moderación en casos de ansiedad y estrés. Puede surgir el efecto contrario. La persona puede sentirse nerviosa, irritable o impaciente.

Para la cromoterapia, este color es estimulante para los deportistas ya que ayuda a generar una rápida cantidad de energía y mejora el rendimiento de los atletas. Pero volvamos al hogar. El rojo se recomienda utilizarlo en los espacios sociales como la cocina. No es aconsejable para habitaciones infantiles ni dormitorios. La estancia puede llegar a resultar opresiva y desestabilizar emociones.

Azul: tranquilidad y pureza

El color del cielo y el mar. Es refrescante, espiritual e invita a la pureza, tranquilidad, armonía, sosiego y limpieza. Se presta especial atención a sus propiedades antiinflamatorias. Para la cromoterapia, el azul tiene efectos terapéuticos parecidos a los que se experimentan en la playa. Además, en más de una ocasión, se ha comprobado que es el color favorito de un mayor número de personas.

Si buscas despejar la mente, este es tu color. Frío y a la vez sereno, que actúa contra el insomnio y el estrés. La cromoterapia asegura que el azul es ideal para lavabos, duchas y zonas antisépticas -para prevenir infecciones-. Podrás recuperar la calma simplemente con una ducha. También para las habitaciones de los más pequeños y de las personas que tengan trastornos emocionales.

Verde: calma y esperanza

Relax, calma, equilibrio, armonía, esperanza. Este color es perfecto para aquellas personas que tienen trastornos de sueño, cansancio, ansiedad, estrés y problemas emocionales. El verde relaja y también es el color de la naturaleza. Por ello, produce sensaciones de confianza, esperanza y alegría, y ayuda a estabilizar cualquier tipo de alteración.

Según la cromoterapia, se recomienda elegir los tonos pálidos de este color. Los verdes oscuros pueden incitar desánimo y producir inestabilidad emocional en algunas personas. Es muy aconsejable utilizarlo en dormitorios y estudios, en lugares donde es prioridad la tranquilidad y la calma. Puedes observar cómo se emplea en los hospitales y centros de salud de tu ciudad.

Amarillo: alegría y vitalidad

Si estás buscando levantar el ánimo, este es tu color. El amarillo es el color del sol y, por ello, de la alegría y la juventud. Además, tiene propiedades creativas y estimulantes para el cerebro. Ayuda con los problemas de depresión, y a mejorar la concentración y los reflejos. Prácticamente podemos decir que es el color antidepresivo por excelencia.

Sin embargo, hay que tener cuidado con los tonos más intensos. Pueden llegar a causar estrés. Tampoco es recomendable para las personas que se irriten con facilidad. La cromoterapia recomienda utilizar el amarillo para decorar espacios comunes que no tienen demasiada luz natural. También es un buen color para decorar las habitaciones de los jóvenes.

Violeta: intuición y espiritualidad

¿Estás estresado? El violeta te ayudará a relajarte. Este color calma los nervios y reduce el cansancio, por lo que te ayudará a conseguir un descanso más satisfactorio y dormir mejor. Asimismo, mejora el optimismo ante problemas emocionales como miedos o cólera. La cromoterapia también lo recomienda como color de la espiritualidad y la intuición.

Cabe destacar que esta referencia específica tonos violeta claros, dentro de las gamas de los lilas. Los tonos más oscuros pueden producir el efecto contrario. Además, si estás buscando ganar a la ansiedad de comer, según la cromoterapia es un color que consigue que los comedores compulsivos se calmen.

Blanco: luminosidad y confort

Este color es el comodín ideal para la decoración de tu hogar. Es el tono más neutral. Siempre lo podremos combinar con cualquier otro. El blanco ofrece claridad, paz, pureza y luminosidad. Permite que las personas puedan sentir descanso en los espacios donde se incluya. Además, da sensación de amplitud. Perfecto para las habitaciones más pequeñas.

Para la cromoterapia, el blanco es el color que es recomendable utilizar en las habitaciones más pequeñas y con poca luminosidad. Así como en cualquier lugar donde se quiera generar confort, descanso y paz.

Naranja: creativo y social

Es el color del buen rollo. El naranja influye de manera positiva en la creatividad y en el estado anímico. Pero sobre todo, destaca por apoyar y ayudar a la comunicación. Además, evoca deseo y placer. Por ello, estimula un buen apetito y propicia una alimentación sana y equilibrada. Este color ayuda a lidiar las pérdidas emocionales y las actitudes introvertidas.

Como ocurre con otros colores, hay que tener cuidado con la intensidad de sus tonos. Los extremos nunca fueron buenos y también puede llegar a causar estrés. Según la cromoterapia, el naranja es interesante para decorar ambientes de trabajo donde la creatividad sea primordial -marketing, diseño, publicidad o comunicación-. También para cocinas y salas de juegos.

Negro: misterio y sensualidad

No es muy común utilizar el negro en las distintas habitaciones de los hogares. Es un color con el que las personas percibimos misterio, autoconfianza y sensualidad. No nos podemos olvidar de la elegancia y objetividad -quizá el significado menos conocido-. Según la terapia de los colores, el negro es perfecto si lo que estás buscando es dar algunos toques en los dormitorios de matrimonio, baños y espacios más íntimos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.