Intranet

Use sus credenciales para acceder a la intranet de Home Group

Síguenos
El Barrio Gótico, Home Group Green Realtors

El Barrio Gótico

Dicen de él que es, seguramente, el barrio más bonito de toda Barcelona. Casas antiquísimas, edificios centenarios y tortuosas calles con aires medievales que hacen de este barrio una zona con alma, con personalidad e incluso bastante tranquila y más teniendo en cuenta dónde está ubicado, en pleno corazón de la ciudad pero ¿conoces su historia? Esta es la historia del barrio gótico de Barcelona.

Situado en Ciutat Vella, comprar un piso en el barrio gótico de Barcelona es optar por la zona cero de la ciudad condal, es decir la zona dónde exactamente nació Barcelona como ciudad y cuya proyección y expansión siguen aún hoy en día. Aprovechando su cercanía al mar, en este barrio se levantaron las primeras casas y edificios con “cierto orden” para que se pueda hablar del nacimiento de Barcelona como ciudad, y que poco a poco se convertiría en una de las principales urbes del sur de Europa.

La historia del barrio gótico de Barcelona, hoy dedicado en gran mayoría a tiendas, establecimientos hoteleros, educativos y restaurantes, va unida al corazón propio de los barceloneses y barcelonesas que tienen en éste el barrio más auténtico de la parte más antigua de la ciudad, Ciutat Vella. Además, en él se reúnen algunos de los edificios más brillantes de la arquitectura histórica de la ciudad por lo que realizar un tour por este barrio, aún siendo vecino y no turista es indispensable.

Imprescindibles en el barrio gótico

A groso modo encontramos la Catedral de Santa Eulalia, un ejemplo de la arquitectura gótica catalana que data del siglo XIV; el centro político de Barcelona como es la Plaza San Jaume con el Ayuntamiento y el Palacio de la Generalitat; el carrer del Bisbe o el del Portal de l´Angel importante valor; plazas como la Real de estilo neoclásico o Plaza Nova con sus torres romanas; el Museo Frederic Marès; el barrio judío y la plaza del Rey, que fue sede del Palacio Real desde comienzos de la Edad Media y que acoge un conjunto de edificios medievales que albergan parte del Museo de la Historia de la Ciudad.

Origen y evolución del Gòtic

Según diferentes historiadores, el barrio gótico poco ha cambiado desde su nacimiento hasta nuestros días, al menos en lo que a su estructura y la disposición de sus edificios se refiere. De hecho, su morfología llegó intacta hasta el siglo XVIII que es cuando sufrió la mayor transformación de este histórico barrio que, de repente, vio aumentar su población en cuotas antes nunca vistas. Por ejemplo, se subdividieron los grandes caserones en pisos irregulares y faltos de servicios, se aprovechó toda parcela existente, se suprimieron los huertos que hasta esa fecha todavía permanecían, se crearon habitaciones poco ventiladas y se derribaron las casas antiguas para construir otras nuevas con un incremento desmesurado de la altura. El siglo XIX también hizo que el barrio gótico siguiera transformándose. Los cementerios parroquiales se convirtieron en plazas públicas, se vaciaron los grandes edificios y el derribo de las murallas y otras actuaciones urbanísticas hicieron que el Gòtic acabara siendo como es hoy en día.

El Barrio Gótico, Home Group Green Realtors

Según vestigios encontrados en la zona, la historia de Barrio Gótico podría comenzar en el siglo I a.C. durante el reinado del emperador Augusto y con la fundación de Barcino, la colonia romana que daría origen a la ciudad de Barcelona. Aunque este asentamiento fue en principio un campamento militar, quienes decidieron quedarse en esta zona no sabían que estaban asistiendo al nacimiento de una gran ciudad y de un barrio emblemático que, con los siglos, pasaría a llamarse el barrio gótico.

Para la fundación de esta parte de la ciudad se tuvieron en cuenta los habituales ejes organizadores cardo maximus y decumanus maximus, es decir, calle de norte a sur que se cruza con otra calle principal de orientación este-oeste. Se dice que en la confluencia del barrio gótico se hallaba el forum, que era la plaza central dedicada a la vida pública y a los negocios. Un fourm que se ubica dónde hoy está la famosa Plaça de Sant Jaume. De hecho cerca de allí, en el interior de un pequeño patio medieval, se pueden observar cuatro imponentes columnas encontradas del Templo de Augusto que atestiguan los más de dos mil años de antigüedad de la ciudad de Barcelona y su nacimiento en el Gòtic. Un barrio que, posteriormente, se rebautizaría con este nombre dada la enorme representación de este estilo arquitectónico de sus principales edificios medievales y un periodo considerado de gran excelencia en la historia de la ciudad.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.